Blog

Expediente Anunnaki y Alcácer

Hoy, más de 20 años después, se ha cerrado un círculo que comenzó en agosto de 1998. ¿Quién me lo iba a decir? En relación a ello, he pensado con calma si debía escribir esta entrada en el blog o no, ya que aunque muchos lo han podido imaginar, nunca he querido hablar claramente de la relación que existe entre los asesinatos de Alcácer y el primer librojuego de ‘Expediente Anunnaki’.

El motivo es porque no he querido herir sensibilidades, y mucho menos que pareciera que yo pretendía hacer publicidad del librojuego, relacionándolo con estos brutales crímenes. No obstante, para mí ha ocurrido algo totalmente inesperado. Y es que el mismísimo Félix Ríos, uno de los autores del libro ‘¿Qué pasó en Macastre?’, contactó directamente conmigo para preguntarme precisamente por esta relación existente entre mi librojuego y el caso Alcácer. El que alguien relacionado con este tema, amigo personal del ya fallecido Juan Ignacio Blanco (autor de ‘¿Qué pasó en Alcácer?’), se interesara por la inspiración que tales crímenes han tenido sobre mi libro, me ha animado a compartir con vosotros toda esta información.

Es por eso que desde estas líneas quiero agradecer a Félix Ríos que me haya hecho llegar un ejemplar de su libro, que claramente rinde un sentido homenaje a la obra de Juan Ignacio Blanco. Ambos volúmenes tratan sobre los brutales y extrañísimos asesinatos cometidos en dos localidades muy concretas de España, separadas apenas por 30 kilómetros, y además en la misma época (Macastre en 1989 y Alcácer en 1993).

Eso hace que los hechos estén íntimamente relacionados, y aunque el primer caso quedó eclipsado por la relevancia mediática que alcanzaron los sucesos de Alcácer, todo ello ha servido para alimentar la teoría de la conspiración en la que creen muchas personas. Dicha hipótesis defiende que tras estos macabros asesinatos en realidad se escondía una gran red de personas poderosas e influyentes, quienes pagaban grandes sumas de dinero con el fin de cometer impunemente las más terribles atrocidades.

Fuente de inspiración

Así, sin guardar relación directa alguna con estos crímenes, es precisamente en esta teoría en la que, en parte, se inspira una rama argumental del primer librojuego de ‘Expediente Anunnaki’. Como he mencionado en alguna ocasión en privado, la trama del libro sería mi venganza personal contra estos malnacidos que cometieron tan brutales asesinatos y que nunca han pagado por ello. Por eso el protagonista es como es y hace lo que hace, porque necesitaba a alguien que, al margen de la ley, tuviera el coraje necesario para hacer frente a enemigos de esta calaña.

Teniendo todo esto en cuenta, cuando escribí el librojuego, lo cierto es que no era mi objetivo, ni mi intención, sacar a relucir los crímenes de Alcácer, que como digo no se mencionan directamente en ningún momento a lo largo de la obra. Tan sólo es una idea que subyace en el texto, y que muchos han sabido leer entre líneas. Por eso para mí es todo un orgullo que el mismísimo Félix Ríos contactara conmigo interesándose por esta cuestión. Como he mencionado, es precisamente quien me ha dado pie para escribir esta entrada, y le estoy muy agradecido por todo el interés que ha mostrado por mi librojuego.

Por último, me gustaría hacer una mención especial a las dedicatorias del libro ‘¿Qué pasó en Alcácer?’, dirigidas a mi madre y a mí, firmadas en agosto de 1998 por Fernando García y Juan Ignacio Blanco. Ninguno de los dos necesita presentación y para mí es un orgullo conservar esta obra, terriblemente difícil de conseguir en nuestros días. De un modo u otro, mi librojuego es un homenaje a esas niñas que perdieron la vida y así lo dejé reflejado en sus primeras páginas, mediante esta sentida dedicatoria:

Esta obra está dedicada a todas las mujeres que han perdido la vida a manos de un hombre y a aquellas que, conservándola, sufren a diario malos tratos por parte de sus parejas.

Cuando yo aún era niño, se produjo en España un horrible crimen que sin duda me dejó marcado. Sirva este libro para mostrar mi odio y mi total repulsa hacia aquellos hombres que cometen violencia de género, además de ser un pequeño homenaje a esas ‘princesas’ que desde el cielo nos observan.

Con todo mi cariño,
David

Más información:

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.